Tras la ciclogénesis y con la pista seca, sesión de entreno con vela de 5.5 para los “performance heavies” y de 4.0 para los “production lights”. Al caer el viento durante el ocaso, los ligeros han rodado con la 5.5